Casas Rurales en Asturias

-

Turismo Rural Asturias

-

Alojamientos Rurales en Asturias

Blog

Blog (27)

Llanes ubicado en el extremo oriental de Asturias es uno de los mayores núcleos turísticos del norte de España y en 1995 fue declarado Municipio de Excelencia Turística. Se ha convertido en una cita obligada para miles de visitantes en gran medida por sus más de treinta playas enclavadas en lugares de gran belleza, además de su cercanía a los Picos de Europa y su patrimonio cultural.

 

A menos de diez Km. de la costa y prácticamente paralela a la misma, se levanta la sierra del Cuera. En tan corta distancia, el contraste entre el paisaje costero y el de la montaña abrupta se despliega en toda su amplitud, ofreciendo un compendio de vistas y paisajes inigualable. Su recortada costa, rasa litoral, pintorescos valles y abundante, configuran un variado y rico paisaje generado a partir de un relieve exclusivamente calizo.


Llanes ofrece al turista una amplia red de excelentes alojamientos y comercios, además de buenas comunicaciones si se desea desplazar a cualquier otro punto de la geografía asturiana.


Precisamente por todas estas razones, Llanes ha sido el escenario de películas (El Orfanato, El Abuelo, etc.), series televisivas (La Señora) y videoclips (“Contigo hasta el final” del Sueño de Morfeo, El Anuncio de Coca Cola Turquía “125 Aniversario”, etc.) y el Ayuntamiento ha diseñado un proyecto turístico con el nombre “Llanes de cine” con el objeto de poner en valor y dar a conocer los numerosos escenarios naturales que han servido para el rodaje de dichos programas y películas, asimismo rinde homenaje y gratitud a directores y productores que eligieron estos lugares para sus proyectos.


El itinerario permitirá a quien lo visite conocer hasta 25 lugares en los que se rodaron secuencias, largometrajes, cortometrajes y series de televisión, en estos espacios se colocarán paneles con fotogramas y datos de las películas.


Así que os invitamos a visitar Llanes y disfrutar de todo lo que tiene que ofrecerles. 

La Ruta de los Palacios se localiza en el municipio asturiano de Siero, la ruta comienza en Pola de Siero con la visita al Palacio del "Marqués de Santa Cruz de Marcenado" situado en el parque Alfonso X.


También conocido como "Casa del Jardín". Típico ejemplo de la arquitectura palaciega barroca del último cuarto del siglo XVII y cuyos jardines constituyen hoy en día parte del Parque Alfonso X.


Edificio de traza cuadrada con las torres salientes en los laterales y carece prácticamente de decoración, salvo el escudo de armas de la familia. Actualmente en proceso de restauración.


Se toma la carretera local SI-8 y aproximadamente a 4 km., en Valdesoto, se encuentra el Palacio del "Marqués de Canillejas".


También conocido como el de "Carreño" posible construcción del siglo XVIII, con capilla posterior del siglo XIX. Palacio rural de planta cuadrada, estructurado en torno a un patio central (en la actualidad cubierto), con cuatro columnas toscanas en el piso bajo y con balcones en haz en el primero. Con torres en las esquinas NO y SE. Rodeado de un hermoso y extenso jardín con fuentes y estatuas de diferentes estilos. Declarado Monumento Histório-Artístico.


Se vuelve por la misma carretera hasta el cruce, se toma el desvío a la derecha dirección La Secada para visitar la "Torre de Vigil", situada justo antes de llegar al pueblo de Santa Eulalia de Vigil.


Típica construcción de finales del siglo XVI o principios del siglo XVII de planta cuadrada con una gran torre y un cuerpo adosado a ésta. Destca en la fachada principal el motivo de doble arco que ocupa casi toda la planta baja. En la actualidad se encuentra totalmente restaurado.


Por la misma carretera se pasa el puente que atraviesa la autopista hasta llegar al cruce con la N-634 dirección Oviedo. A unos 50 metroa a la izquierda se encuentra el "Palacio de Aramil".


La construcción de este palacio se sitúa en las décadas finales del siglo XVII. Supuestamente edificado sobre una antigua capilla, de planta rectangular y cabecera con forma de ábside.presidiendo la torre se encuentra el escudo de armas de la familia.


Se regresa nuevamente a la N-634 dirección Santander, pasando el pueblo de la Secada hasta una glorieta. Se toma dirección Oviedo para acceder a la parte posterior del Palacio "Cavanilles-Centi".


Su ejecución corresponde a distintos momentos: uno a finales del siglo XVI, al que pertenece la construcción interior y parte de las fachadas, y otro al siglo XVII, como la fachada principal. Es un palacio de amplias dimensiones, de planta cuadrada sin torres, con sótano y zona abuhardillada superior. Conserva pequeña capilla de esta época. Actualmente se utiliza par la exposición y venta de muebles.


Se retorna por la misma carretera. Justo en la señal de fin de pueblo de La Secada se toma una carretera a la derecha, ascendiendo por el tercer desvío hacia Vega de Poja. Se atraviesa elpueblo de Aramil dejando la Iglesia Parroquial a la izquierda; metros después, la carretera atraviesa restos de una calzada romana.


Más adelante en un cruce de caminos se sigue de frente y, una vez atravesado un pequeño puente, se llega al Palacio "La Casona de los Argüelles, situado junto a la pequeña Capilla de Santa Lucía que antiguamente perteneció al Palacio.


Fundado antes de 1637, fecha de construcción de la capilla de Santa Lucía perteneciente al palacio.


Es una esctructura cuadrada, con cubierta de aire renacentista. Posee dos plantas, con balaustrada en la fachada principal y dos escudos de la familia.


Se sale de Vega de Poja desviándose a la izquierda por la carretera local AS-331 hasta Pola de Siero. Antes de llegar al cruce principal, se coge un desvío a la derecha hasta el final de la calle y se gira nuevamente a la derecha dirección Celles. Se pasa por los pueblos de Lasumu y Villar, donde se halla el Palacio de Villar, en mal estado de conservación, y se continúa por este camino durante aproximadamente 1 km.


Al llegar al cruce se tuerce a la izquierda continuando hasta la señal de Otero, donde un desvío a la derecha asciende al "Palacio de Celles".


Constituye uno de los ejemplos más importantes del barroco civil asturiano. De varias fases constructivas, la primera de principios o mediados del siglo XVII.


De planta rectangular, se ordena en torno a un patio interior. Destaca la fachada principal con una rica articulación mediante columnas y pilastras y el escudo de armas de la familia.


Se vuelve por el mismo camino hasta el cruce, girando a la izquierda hasta Pola de Siero, donde se toma dirección Oviedo por la N-634 para visitar el último de los palacios, el Palacio de Meres. Se pasan tres rotondas y en la cuarta se gira hacia Tiñana. Cruzando el paso a nivel se encuentra a la izquierda el acceso al "Palacio de Meres".


De la construcción del palacio en la primera mitad del siglo XV sólo quedan restos de una torre circular. Reedificado en el siglo XVII, presenta el esquema clásico de las grandes construcciones de la zona rural de esta época.
Dos torres enmarcan un amplio patio central con columnas y corredores.


En la fachada principal destaca la antigua capilla del palacio dedicada a Santa Ana, de gran expresividad barroca, que se convirtió en una de las obras de mayor envergadura arquitectónica entre las iglesias de la zona central de Asturias.


Datos de interés:
Punto de partida: Pola de Siero.
Punto de llegada: Meres.
Duración: de 3 a 4 horas.

Iglesia de San Pedro de Pola de Siero S. XIX.
Capilla de Santa Ana S. XIX (pola de Siero).
Iglesia románica San Esteban de los Caballeros S.XII( Aramil).
Ermita e Iglesia de la Virgen de la Salud S.XIX (Lieres).
Iglesia de San Martín de estilo románico S.XIII (Vega de Poja).
Ermita del Cristo de Bienvenida.
Capilla de Santa Lucía S.XVIII.
Capilla de Santa Ana S.XVI (Celles).

Los empresarios del sector temen una ocupación inferior al 60% este verano

La negativa evolución de la temporada estival en Asturias, con una caída de las reservas estimada en un 40 por ciento por los empresarios hoteleros, hace especial mella en los alojamientos ubicados en pueblos, villas y parajes rurales, que ven imposible competir con los precios muy rebajados que ofrecen los establecimientos de las principales ciudades de la región, en muchas ocasiones de tres estrellas o más y con altas prestaciones.

 

El hecho de que en Oviedo, Avilés o Gijón hayan abierto numerosos hoteles en los últimos años hace que se concentre una oferta a la que es necesario dar salida, aunque sea a costa de tirar los precios. Además, muchos de estos negocios pertenecen a cadenas hoteleras nacionales e internacionales que pueden permitirse el lujo de realizar ofertas agresivas.

 

Así lo estiman empresarios como Bernardo Alija, presidente de la Federación Asturiana de Turismo Rural (Fastur), quien añade que tal como va el verano será muy difícil igualar las cifras de ocupación de la campaña del año pasado, que ya fue calificada de «regular», y en la que apenas se llenó el 60 por ciento de las plazas. Los datos relativos al mes de julio indican que el número de visitantes cayó entre un 10 y un 15 por ciento. A los empresarios, sólo les cabe confiar ahora en las reservas de última hora, que en el mes precedente tampoco han funcionado demasiado bien.

 

El buen tiempo es otro de los factores que puede animar a los visitantes, aunque conocedores del sector como Felipe Sordo, consejero delegado del grupo Arcea Hoteles, matiza que el sol «no es uno de los factores que pesan más en la elección de Asturias como destino vacacional».

 

A la vez, en el sector de los restaurantes y debido a la delicada situación económica, se detecta que cada vez son más los consumidores que se decantan por elegir un menú del día en vez de escoger propuestas de la carta, tal como constatan fuentes cercanas a la Federación de Hostelería de Asturias. Si hasta hace uno o dos años era raro encontrar ese tipo de oferta los fines de semana, en la actualidad es uno de los pilares fundamentales de las ventas. Incluso proliferan los menús adaptados para parejas o los medios menús, a mitad de precio, si se elige solamente uno de los primeros o segundos platos disponibles.

Los hoteles asturianos cerraron el peor mes de julio desde 2004. En el arranque del verano, la temporada en la que el sector turístico, especialmente el asturiano, llena su despensa para los meses de invierno, la hostelería de la región ha visto cómo en sus libros se registraban 31.441 turistas menos y se restaban 72.710 pernoctaciones. Una caída del 17% frente al descenso medio en todo el país, del 1,4%.
 
La suma de menos turistas y menos pernoctaciones se convirtió en sinónimo de baja ocupación. Asturias cerró julio con 16.000 plazas libres, al registrar una tasa media del 43%, una de las más bajas de todo el país, que alcanzó un 65,4%.
 
Tan abultada diferencia entre lo ocurrido en Asturias y en el resto de España se explica en el déficit ancestral del turismo asturiano: el visitante extranjero. Una vez más, la hotelería asturiana no pudo agarrarse al salvavidas del que se colgaron los hoteles de todo el país para contrarrestar la caída del cliente nacional. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), mientras en julio los hoteles españoles ganaban un 4,3% de clientes internacionales, Asturias se quedaba con 25.691, un 5,2% menos que el año pasado. Gijón y Oviedo perdían más de 2.000 de estos clientes.
 
Con estos mimbres, la cesta en la que guardar los fondos para aguantar la baja ocupación invernal se quedó casi vacía. Los hoteles asturianos ingresaron 27,4 euros por habitación disponible, un 17,2% de caída en lo que va de año y un 10% sobre lo ingresado en 2011.
 
Y eso a pesar de que el Principado, se convirtió en la opción más económica del Norte para veranear. De nada le sirvió tener tarifas hasta cuatro veces más bajas que la hotelería cántabra o vasca, ya que ésta última, por ejemplo, superó las 535.585 pernoctaciones. Y con menos plazas disponibles.
 
Y quizá ahí está uno de los grandes escollos del sector hotelero asturiano: su amplia disponibilidad de plazas. Con 28.389 abiertas en julio, según el INE, Asturias cuenta con más habitaciones que Cantabria (22.453) y País Vasco (27.391), comunidades que superaron al Principado en ocupación, ambas, y en clientes y reservas, sólo País Vasco.
Gijón, como en 2005

De hecho, una mirada a las estadísticas del INE evidencia que, pese a registrar cifras de turistas y reservas propias de 2004, Asturias dispone hoy de casi un 20% más de plazas. Ese crecimiento tiene como protagonistas a Gijón y a Oviedo, ciudades que sumaron más de mil plazas nuevas cada una en el último lustro, sin que ese aumento de la oferta haya ido parejo al de los visitantes. Tanto es así, que Gijón protagoniza la caída regional, con un descenso del 32,4% en clientes - 17.009 menos al registrar sólo 35.605- y del 17% en reservas, ya que perdió 17.803 al alcanzar 88.090 pernoctaciones. Para la ciudad estas cifras suponen remontarse a 2005, un año en el que la villa de Jovellanos ofrecía un 10% menos de plazas que ahora y lograba, según el INE, tasas de ocupación del 60% en julio.
 
A Oviedo no le va mucho mejor, ya que aunque su descenso es menor que el de Gijón, sus cifras también son más bajas. Según el INE, en la capital se alojaron en julio 34.364 turistas, un 15,4% menos, y realizaron 64.220 pernoctaciones, un 20% menos. Con esas cifras, Oviedo se retrotrae a 2008, año en el que tenía mil plazas menos que ahora.

Los principales chefs de la región creen posible solventar la crisis que genera el menor gasto y la caída de visitas con nuevas promociones

Comer tres platos, elegidos entre una amplia selección, cocinados por estrellas Michelin y servidos en una de las mejores mesas de la región. Con postres también a la carta. Todo ello por 50 euros. Pan y bebida incluidos. O por 80, si se suman platos con los más frescos mariscos. La cocina asturiana, una de las de mayor prestigio nacional e internacional, ha dado un paso adelante. A partir del próximo otoño lanzará ofertas gastronómicas como polo de atracción turística. No se trata de hacer una alta cocina de bajo precio «sino promocionar aquello que siempre ha sido el motor turístico de Asturias: la gastronomía».
Lo dicen Pedro Morán -propietario de Casa Gerardo, estrella Michelin- y Luis Alberto Martínez -propietario de Casa Fermín-, pero lo piensan el resto de los 14 integrantes de Fomento de la Cocina de Asturias, una entidad que aglutina a los principales fogones de la región: Casa Conrado, Del Arco, El Balneario, Deloya, el Asador de Abel, La Taberna del Zurdo, Casa Víctor, Tataguyo, la Venta del Jamón, el Palacio de las Nieves, La Pondala y La Goleta.
Todos ellos están preparando una serie de iniciativas que presentarán este otoño, conscientes de que «la situación es difícil, la crisis nos afecta a todos, pero hay que lanzar un mensaje optimista. Juntos podremos superarla, porque aquí tenemos calidad suficiente para salir adelante», asegura Pedro Morán.
Absorber el IVA

Una calidad que no es sinónimo de alto precio, porque, como explica Luis Alberto Martínez, «debemos dar a conocer que se puede comer en los mejores restaurantes del Principado por menús cerrados de 50 o 60 euros. Eso ya lo estamos ofreciendo ahora, pero queremos incentivarlo, porque nos estamos dando cuenta de que no es muy conocido. Hay gente que quisiera comer en nuestros restaurantes, pero teme que el precio sea elevado. No lo es, no en carta, pero, con estos menús, mucho menos».
Esos menús cerrados que ya existen serán incrementados «con nuevas campañas a partir de septiembre», explicó el propietario de Casa Fermín, unas campañas que llevarán adelante ellos mismos, aunque también plantean al Gobierno regional «poner en común nuestras ideas y esfuerzos». Un esfuerzo que incluirá absorber el incremento del IVA. «No lo vamos a aplicar en nuestros precios que, por cierto, llevan dos años ya congelados».
Los responsables de las principales cocinas asturianas realizan un duro balance del año «no hay que mentir, todo el mundo ve que hay crisis y que cuesta mucho llenar un comedor», pero están convencidos «de que con la promoción adecuada, con nuevas campañas, Asturias tiene mucho tirón».

Copa Davis y Arco Atlántico

Un ejemplo lo encuentran en lo sucedido durante el Festival del Arco Atlántico «que atrajo a Gijón y, también, a Asturias a público de Portugal y Francia», algo que se verá multiplicado «con la celebración de la Copa Davis, el próximo mes». Ambos están convencidos de que el fin de semana del 14 al 16 de septiembre «no sólo llenará Gijón, sino que lo hará toda la región», en una iniciativa de interés mundial «que nos colocará en el mapa internacional para captar al turismo que menos llega, el extranjero. Ahí hay que trabajar más».

Entendemos por casa rural, término extendido a nivel nacional, como aquel alojamiento (vivienda unifamiliar) en ámbito rural, destinada a alquiler, tanto integro como compartido. En Asturias, a diferencia del resto de España, las casas rurales son denominadas con la marca Casa de Aldea (marca propia registrada). Las Casas de Aldea, según su categoría (a semejanza de las estrellas en el Caso de los hoteles) se clasifican en trísqueles. La normativa para la definición de un alojamiento/casa rural como Casa de Aldea es mucho más restrictiva que la media nacional para la definición de casa rural. Esto da una garantía por parte de la Administración del Principado de Asturias, a través de la Dirección General de Turismo, al visitante, de que lo que se va a encontrar se ajusta a unos cánones de servicio y calidad mínimos y acorde a la clasificación de uno, dos o tres trísqueles, según esté clasificado el alojamiento.

 

Si bien la marca Casas de Aldea en Asturias es un elemento diferenciador, a la par que un símbolo de calidad, respecto al resto de España, por contra se nos presenta que en Internet el término utilizado por los usuarios en los buscadores como Google o Bing para encontrar un alojamiento, es el de Casas Rurales, motivo por el cuál es muy recomendable que en nuestra página web, utilicemos ambos términos, pero como titulo utilicemos Casa Rural y el nombre de nuestro alojamiento, consiguiendo con ello que nos encuentren con mayor facilidad en el momento que consulten alojamientos en nuestra provincia aumentado así, las posibilidades de una reserva.

Interesantisimo articulo de Paco Nadal en su blog de El Pais

La respuesta categórica es sí.

Sobraban ya en los tiempos de vacas gordas, cuando se concedieron subvenciones a diestro y siniestro procedentes de programas Leader y Leader Plus sin tener en cuenta cuantas se daban y dónde se daban.

Y sobran, por supuesto, ahora que las vacas flacas de la crisis han hecho aflorar un mal endémico del sector. A noviembre de 2011 y según el Instituto Nacional de Estadística había en España 15.165 casa rurales legales (ilegales, puede que otras tantas). Solo en Castilla y León hay 3.264. En Cataluña, 1.752 y en Asturias, 1.334. Una burrada.

Además, el Grado de ocupación media solo llega al 20,3% en fines de semana (contando todos los días se queda en el 9,1%). ¿Se puede mantener un sector con estas cifras?

La evolución del turismo rural en España ha sido muy curiosa. Y como siempre, “different”. He tenido la oportunidad de seguirlo porque llevo más de 12 años haciendo la guía Casas rurales con encanto para la editorial El País-Aguilar. Y en estos años he visitado cientos y cientos de casas.

Las subvenciones para abrir casas rurales empezaron a darse con el loable objetivo de fijar la población rural, de aportar un complemento económico a la actividad agropecuaria. Pero pronto se revelerían erróneas. ¿Porque la gente del campo no quiso optar por esta nueva posibilidad de negocio? No.

Ver el artículo completo

A esto añadiría que sobran:

 

- Los que no revisan ni contestan su correo

- Los que no atienden el teléfono y no contestan a las llamadas perdidas

- Los que dejan la atención telefónica a una persona mayor que no sabe nada de nada del alojamiento, su disponibilidad y sus precios (si para encima tiene problemas de audiciión, qué decir)

- Los que consideran su alojamiento rural como una forma de obtener dinero fácil, con una inversión mínima y una atención deficiente.

- Los que confunden rural con viejo y abandonado.

- Y (por desgracia) una larga lista más a la que os animo a completar.

 

Si eres propietario no caigas en estos errores tan comunes (por desgracia) en nuestro sector.

 

Innovación, calidad y servicio no implican mas gasto

Asturias, pese a ser un referente a nivel nacional en turismo rural, flaquea mucho en el apartado del turismo rural con niños. Pese al elevado número de alojamientos rurales y de plazas, la Comunidad Autónoma catalana sería, en la totalidad, la mejor preparada para la clientela infantil. Por otro lado, Murcia encabeza nuestra lista en cuanto a oferta de actividades para niños y Las Baleares en el servicio de canguro.

 

Según un estudio realizado, La Comunidad Catalana es una de las mejor preparadas para recibir al turismo rural familiar. Por encima del cincuenta por ciento de sus alojamientos tienen cunas, es la segunda comunidad autónoma en cuanto a oferta de actividades para niños y también se encuentra entre los principales destinos que integran el servicio de canguro en la casa.

 

En cuanto a la oferta de cunas para turistas con niños de corta edad, a Cataluña (59,30%) le siguen Madrid (53,72%) Canarias (51,56%), Galicia (51,54%) y Navarra (48,20%), como las comunidades autónomas con un mayor porcentaje de establecimientos dotados de este equipamiento.

 

Por otro lado, entre los destinos mejor preparados para acoger familias, el estudio indica que Murcia, con un 24,61% sobre el total de sus establecimientos de turismo rural, en la primera posición destacada, al respecto a la oferta de actividades para niños. Le siguen La Comunidad de Cataluña (19,25%), Madrid (19,15%), Castilla La Mancha (15,69%) y La Comunidad Valenciana (15%).

 

Aunque el porcentaje respecto al total de alojamientos de turismo rural a nivel nacional es poco representativa (4,37%), existe una propuesta muy interesante para el turismo rural con niños: el servicio de canguro. Éste permite a los padres disfrutar de su estancia, consiguiéndoles momentos de intimidad. De esta manera las Islas Baleares destacan como las que dotan de este servicio en mayor medida respecto al total de su oferta. Su 10,14% va seguido por el 8,84% de La Rioja y el 7,88% Cataluña.


Otro claro ejemplo que los propietarios de Turismo Rural de Asturias han de tener en cuenta a la hora de buscar la optimización de su oferta para así obtener un mayor número de reservas.

El Turismo Rural ha tenido a lo largo de los últimos años una gran importancia para la economía y el sector turístico, en el Caso concreto de Asturias, el Turismo Rural comenzó a despegar a finales de los años 80 bajo el lema de “Asturias, Paraíso Natural”.

 

Este slogan publicitario resulta muy acertado ya que Asturias ofrece a sus visitantes la posibilidad de conocer su patrimonio histórico, artístico, cultural y natural. En la región existen yacimientos declarados por la UNESCO patrimonios de la humanidad, villas y pueblos que en sí mismos son un monumento, tales como Castropol, Cudillero o Lastres. Cuevas prehistóricas y castros que muestran la historia de antiguas formas de vida.

 

Asturias, con el paso de los años ha mejorado sus comunicaciones, lo que ha permitido que más personas tengan la oportunidad de disfrutar del paisaje asturiano, que por sí mismo tiene un atractivo fuera de lo común, pues se puede disfrutar de lugares tan impresionantes como el Parque Nacional de los Picos de Europa, los parques naturales de Somiedo, Redes y Ubiñas y la reserva de la Biosfera de Muniellos.

 

La cercanía de la montaña y la costa permiten el disfrute de un sinfín de actividades de ocio que atraen a propios y extraños.

 

Todo lo que Asturias ofrece, debería permitir al sector turístico captar más turistas extranjeros que aún desconocen la región, pero para ello es necesario dar a conocer lo que podemos ofrecer, quizá mediante guías turísticas por internet, apoyo a las actividades de ocio (pesca, golf, caza, turismo activo en general), apoyo al turismo de congresos o negocios y la formación e interés de los propietarios casas, hoteles y alojamientos para ofrecer un servicio de calidad que invite al turista a volver.

Como es bien sabido, hoy en día, tener una página web es imprescindible para dar a conocer nuestra casa rural o nuestro alojamiento rural.

 

Aunque es condición necesaria disponer de web propia, hay muchos otros elementos que la deben complementar.

Pero tan importante es tenerla como mantenerla actualizada, es decir, necesitamos ofrecerle a nuestros visitantes una imagen real de nuestro establecimiento, con fotografías recientes que les muestren claramente los servicios de los que podrán disponer o del entorno más próximo.

 

De igual manera se deberán actualizar los precios y las ofertas, estableciendo las fechas de las temporadas y si en las tarifas incluimos el IVA o no.

 

Mientras más información ofrezcamos mayor será la posibilidad de que las personas que visiten nuestra página nos consulten disponibilidad o nos hagan una reserva.

 

Ser propietario de una casa rural o de un alojamiento rural va más allá de recibir a nuestros clientes el día de su llegada al establecimiento (algunos propietarios ni lo hacen). Atraer a nuestros clientes debe ser un trabajo constante que al final se verá recompensado con un turismo rural de calidad, donde los clientes queden satisfechos con el servicio prestado y regresen a disfrutar de unos días de descanso o donde recomienden nuestro establecimiento a sus conocidos y amigos, tanto físicamente como en redes sociales.

A día de hoy tan solo un 25% de los alojamientos rurales en Asturias disponen de servicio WIFI gratuito para sus clientes.

El poner a disposición de sus clientes de un access point WIFI hace que las posibilidades de obtener una reserva aumenten. Usted como propietario debe valorar en base a tres factores la incorporación de este sistema:

 

- Precio de la incorporación de este sistema a su alojamiento

- Dificultades técnicas de la implementación o conocimientos por parte del propietario

- Temporabilidad e índice de disponibilidad del alojamiento.

 

La incorporación de este servicio ronda los 20,00€ mensuales. Esto multiplicado por doce meses hace un monto de 240,00€.

Las dificultades técnicas sobre todo, por cobertura de la WIFI vienen marcadas por los elementos constructivos del propio alojamiento (número de plantas, paredes de piedra, etc..). Respecto a los conocimientos, ninguno es necesario.

El tercer punto es el que más hay que valorar, ¿Como amortizar el gasto fijo del servicio?.

Aquí debe plantearse la cuestión en base a sus reservas y la duración de la temporada de las mismas. No es lo mismo un alojamiento que reserve 2 meses al año a otro que aparte de los meses de temporada alta realice también reservas de fines de semana y puentes el resto del año. No contemple la implementación del sistema como un gasto, si no, como una inversión. Si en temporada baja solo realiza una reserva de fin de semana al mes, no contemple esa cuota de 20,00€ como desproporcionada. Para realizar el cómputo retrotraiga el gasto de la totalidad de ingresos anuales y vea la diferencia de ingresos por reservas entre tener o no el servicio. Este el mejor método para saber cuáles son sus ingresos reales (aplicar a los demás gastos fijos) y así valorar si este valor añadido es rentable para su negocio.

Muy a menudo y sobre todo desde que el sector se empezó a masificar, muchos propietarios creyeron que simplemente por abrir un establecimiento y contratar alguna ficha en algún portal temático era suficiente. Eso si funcionó en la época de las "vacas gordas". Ahora, si el alojamiento no se "mima" por parte del propietario, WIFI, mapas y recursos turísticos, complementos de aventura o excursiones, detalles en las comidas, degustación de sidra, actividades recreativas para niños, disponer de servicios para mascotas (el simple hecho de admitirlas) y un largo etcétera...

Es aquí donde señores propietarios deben de poner atención, la solución a la crisis de reservas no pasa por reducir los precios, machacando el mercado, sino por aumentar los servicios manteniendo el precio.

En este blog iremos viendo trucos y aportando soluciones para que su proyecto de turismo rural en Asturias salga adelante.

<< Inicio < Prev 1 2 Próximo > Fin >>
Página 1 de 2