Casas Rurales en Asturias

-

Turismo Rural Asturias

-

Alojamientos Rurales en Asturias

Senda Costera: La Isla-Huerres

Vota este articulo
(0 votos)
Mirador del Fitu Mirador del Fitu Turismo Rural Asturias

Descripción del tramo:

 

El tramo de Senda Costera La Isla-Huerres tiene su arranque en el mismo núcleo de La Isla, tomando como punto de partida el aparcamiento situado a la margen izquierda de la playa.

 

A partir de este punto nos adentraremos por las calles del núcleo de población en dirección oeste, para encontrarnos con una rudimentaria señal pintada en el  camino, que nos indica la posibilidad de ir al encuentro de la ruta a través de una senda de pescadores que bordea los acantilados.

 

Un escalón realizado en la "muria" de piedra nos adentrará por este recorrido costero a través  de la senda de pescadores.

 

Una vez superado este primer tramo, y antes de abandonar definitivamente el núcleo de La Isla, nos encontraremos con la primer señal de la Senda Costera propiamente dicha.

 

Nos adentramos en un tramo muy estrecho que bordea una ensenada rocosa. Debemos tener especial precaución, ya que el recorrido discurre por una angosta senda sobre el propio acantilado. Una vez superado este breve trecho, el trazado transcurre por praderías que mueren  sobre la misma línea de servidumbre.

 

Varios carteles, dispuestos a lo largo del recorrido, nos advierten del peligro de acrecarse demasiado a los acantilados, ya que esta senda carece de vallas protectoras. A escasa distancia, después de superar un pequeño repecho, nos encontraremos con un punto de observación donde existe un banco de madera. Desde allí podremos observar la línea de costa y, a nuestras espaldas, la imponente Sierra del Sueve.

 

Esta senda discurre en todo momento por la línea de servidumbre de paso, haciendo uso de los caminillos existentes, delimitados en varias ocasiones  por originales murias de piedra. En otras ocasiones, es necesario atravesar los "saltaderos" que impiden el paso de los animales y que dan una nota de color a este tradicional recorrido.

 

Pronto avistaremos al fondo la villa marinera de Lastres, antes de llegar a la aldea de Huerres, punto final del camino.

 

Próximamente este tramo aislado de Senda Costera se integrará en dos nuevos proyectos que unirán la playa de Vega, en el concejo de Ribadesella, con la villa marinera de Lastres, en Colunga.

 

La Senda Costera La Isla-Huerres, perteneciente en su totalidad al concejo de Colunga, es un tramo de marcado carácter natural, ya que apenas se ha intervenido para señalizarlo e instalar algún banco de madera en puntos prominentes que hacen las veces de mirador de la costa. Su dificultad está considerada como "media" , por presentar pasos muy estrechos sobre acantilados que hacen difícil la circulación de personas con movilidad reducida.

 

Lugares de interés:

 

El Paisaje Protegido de la Sierra del Sueve

 

Este Paisaje Protegido incluye la propia Sierra del Sueve, mole caliza que alcanza su máxima cota en el Picu Pienzu, de 1.161 metros de altitud, y la Sierra del Fitu, con menor empaque y constitución cuarcítica.

 

Esta sierra litoral caracteriza al paisaje montañoso de la zona de Asturias, siendo visible en todo su entorno. En pocos kilómetros se pasa de la cota 0 del nivel del mar a más de 1000 metros, lo que convierte a esta sierra en un auténtico faro para la navegación y en una referncia terrestre para el viajero.

 

Las mejores vistas desde la lejanía se alcanzan desde la villa de Lastres por el este, Ribadesella por el oeste y Arriondas por el sur, siendo incluso visible desde varios puntos de la ciudad de Gijón en días despejados.

 

Desde lo alto del Mirador del Fitu, las vistas sobre el oriente de Asturias son extraordinarias, limitadas al suroeste por los Picos de Europa y al norte por el mar Cantábrico.

 

El interior de la Sierra del Sueve, de naturaleza caliza, presenta un modelado kárstico de gran interés geomorfológico y paisajístico.

 

La vida vegetal es muy variada a pesar de que sus laderas han estado sometidas a continuos procesos de deforestación. En otros tiempos estas laderas estaban ocupadas por importantes bosques de robles y hayas, transformados a lo largo de la historia en pastizales para el ganado.

 

A pesar de la deforestación continua a la que se ha visto sometida la Sierra del Sueve, aún conserva especies vegetales de importantísimo valor, como los rodales de acebos y espineras, tejos y fresnos, entre otros.

 

En su ladera norte esconde milagrosamente un extraordinario bosque de hayas, llamado "de la Biescona", cuya rareza reside en ser  el hayedo más próximo al mar y de menor altitud de Asturias.

 

Otro de los secretos que guarda esta poderosa sierra es la presencia de los últimos caballos asturcones, raza salvaje que en otros tiempos poblaba las montañas asturianas y que hoy está considerada una reliquia de nuestra fauna.