Casas Rurales en Asturias

-

Turismo Rural Asturias

-

Alojamientos Rurales en Asturias

Senda Costera: Xivares - Perlora

Vota este articulo
(0 votos)
Senda Xivares - Perlora Senda Xivares - Perlora Turismo Rural Asturias

Descripción del tramo:

 

La Senda Costera del Tranqueru se desarrolla entre Xivares y la ciudad residencial de Perlora a lo largo de 1.420 metros de un cómodo recorrido.

 

Los accesos por carretera a ambos puntos de inicio y fin de este tramo de senda, se realizan desde Oviedo y Avilés por la Autopista A-66 hasta el desvío de Tabaza. Desde este punto caben dos opciones: carretera a Candás y de allá a Perolora; o por la carretera AS-9 en dirección a Gijón, tomando un ramal  de la C-39 a Xivares o a Perlora.

 

Desde Gijón el acceso más fácil trascurre por la carretera AS-9, antigua carretera a Candás, y desde Gijón y Avilés y enlace con Oviedo, con paradas en Xiavres y Perlora.

 

Esta senda se desarrolla sobre una antigua plataforma ferroviaria abandonada desde el año 1975, conocida como "El Carreño". En otros tiempos esta fué muy utilizada por los habitantes de Gijón para viajar hasta la ciudad residencial de Perlora y Candás.

 

Esta antigua y popular línea ferroviaria se inauguró en 1902 y su dificultoso trazado sobre los acantilados del Tranqueru obligó a la construcción de túneles, altos muros de contención y una visera de hormigón que protegiera a la vía de los frecuentes derrumbes. Con el tiempo, se optó por modificar el trazado de la vía, dejando sin uso la caja que ahora ocupa este original tramo de Senda Costera.

 

El arranque/fin de este tramo costero, se encuentra al oeste de la urbanización de Xivares, donde existe un cartel de señalización y unas escalinatas realizadas con traviesas de ferrocarril que nos llevan hasta lo alto de la rasa costera. A los pocos metros nos adentraremos en un túnel en trinchera que, en breve espacio, nos abrirá una excelente vista sobre los acantilados de El Tranqueru.

 

A la salida de este primer túnel nos encontraremos con un mirador y una zona de descanso con bancos de hormigón.

 

Continuando el cómodo camino hallaremos el desvío a la Playa de Tranqueru, a la que podremos descender sin dificultad por un sendero con escalones. La Playa del Tranqueru se localiza al pie de un vertical acantilado. Su longitud es de unos 200 metros y su zona arenosa queda cubierta en las pleamares. No tiene servicios, su utilización no es alta y es un buen lugar para la práctica de la pesca deportiva. El borde del acantilado se encuentra protegido por una barandilla de diseño en acero que hace referencia al pasado ferroviario de este tramo. Pronto nos encontraremos con un elemento que llamará nuestra atención: la antigua visera de hormigón que en su día se construyó para proteger las vías del ferrocarril de una zona de desprendimientos.

 

Avanzaremos por esta fácil senda para encontrarnos con una nueva zona de descanso y un punto de observación de este tramo litoral, donde también empieza a destacar el trabajo de restauración vegetal que se ha llevado a cabo a lo largo de todo el recorrido.

 

Antes de llegar al final del recorrido, en Perlora, tendremos que atravesar dos nuevos túneles, uno de 36 metros y otro el más largo, de 136 metros de longitud. Estos túneles han sido tratados con modernos materiales, que les otorgan un aspecto luminoso y amable que facilita su tránsito.

 

De nuevo, una vez sobrepasado el último túnel, podremos contemplar a nuestros pies una playa más: la Playa de Carranques, uno de los arenales de la ciudad residencial de Perlora. La Senda del Tranqueru, desemboca en un amplio aparcamiento, fin/inicio de nuestro recorrido, donde existe un cartel informativo sobre este tramo de la Senda Costera.

 

La combinación del paisaje natural costero y las actuaciones que el hombre ha realizado sobre él, convierte a esta senda en un lugar privilegiado para disfrutar de la naturaleza y la cultura. Una vez finalizado el trayecto, en Perlora, es posible continuar por carretera hasta la próxima villa de Candás, de donde arranca el siguiente tramo de Senda.